El café alrededor del mundo

El café: un rito que se celebra todos los días, varias veces al día.

Pausa relajante y regeneradora… y mucho más.

El café es un concentrado de minerales.

Muy rico en potasio: los 80/100 mg de una taza cubren el 10% de las necesidades diarias.

Además, aumenta las funciones de vigilia y atención, mejora la irrigación de los tejidos y hace que todo el organismo experimente una sensación de bienestar. Es también un remedio contra el dolor de cabeza.

El café contiene cafeína —un alcaloide activo— que estimula el sistema nervioso central.
La cafeína, tomada en dosis adecuadas, hace disminuir los efectos del cansancio, estimulando el tono muscular.

Una taza de café después de las comidas previene la hipotensión y facilita la digestión, estimula la lucidez mental y la memoria, favorece la concentración, mejora la potencia de los reflejos y la capacidad de hablar y facilita la diuresis y por consiguiente la eliminación de toxinas

En Turquía, Grecia y Países Bajos el café se prepara en cazos de cobre con un polvo molido finísimo, máximo para tres tazas, nunca para más. El café molido, al que se añade azúcar o miel, se mezcla con el agua y se lleva a ebullición. La bebida debe dejarse reposar para decantar el polvo, que se deposita en el fondo de la taza.

En Arabia: a veces se añade polvo de azafrán, para reforzar el sabor.

En Centroamérica: se degusta con especias, miel y crema.

En Marruecos: a veces se bebe con sal y pimienta.

En Medio Oriente: a menudo se añaden granos de cardamomo al café.

En Inglaterra: a veces se añade un poco de alcohol de menta.

En España: el carajillo es un café con coñac. El “cremat” es una especialidad catalana que se prepara en una cazuela de terracota para un número de personas que varía de 4 a 12. Se trata de una mezcla flambeada de café, ron y piel de naranja.

En Brasil: café todo el día. Por la mañana, con leche y en el transcurso de la jornada, oscuro y corto: el famoso café “zinho”.

• Que es el café?

Café es la bebida obtenida por infusión a partir de los frutos y semillas del cafeto (Coffea), que contiene una sustancia estimulante, la cafeína.

El cultivo del café se desarrolla en numerosos países tropicales para la exportación, puesto que el café es uno de los principales productos de origen agrícola comercializado en los mercados internacionales, y a menudo supone una gran contribución a las exportaciones de los países productores.

A partir de la semilla tostada y molienda, se elabora la infusión. Es frecuente el consumo de café torrefacto (tostado en presencia de azúcar) en España, Portugal y Costa Rica. El consumo más habitual de café, suele enmarcarse en el almuerzo, o la sobremesa.

Por otro lado, el consumo de café ofrece una amplia gama de posibilidades, aun cuando la más popular, aparte de tomarlo solo, es con leche, aun cuando también se le suele añadir nata, leche condensada, chocolate o algún licor. Se sirve habitualmente caliente pero también se puede tomar frío o con hielo.

Para que sea posible hacerse una idea de la popularidad del café, basta decir que es el segundo producto más comercializado del mundo, superado únicamente por el petróleo.

• El origen del Café

Aun cuando hay quien cree que el café proviene de Arabia, la verdad es muy diferente, puesto que las primeras plantas de café de que se tiene noticia se sitúan en Etiopía.

Existen varias leyendas sobre el descubrimiento de esta bebida, e incluso varias versiones de cada una de ellas, aun cuando una de las más recurrentes, es que los responsables de esta bebida son a partes iguales un rebaño de cabras, un pastor y un Abad. Es una historia muy divertida, y sin dejar de ser leyenda, vale la pena conocerla.

Hacia el año 300 D.C. un pastor denominado Kaldi, se dio cuenta de que sus ovejas, al comerse el fruto y las hojas de un arbusto se mostraban mucho más vitales, saltaban y corrían alegremente hasta bien entrada la noche, y ante esta situación, decidió probar el fruto de aquella planta que tanto animaba su rebaño.

Al hacerlo, se sintió lleno de vitalidad, hasta el punto que decidió tomar unas cuántas ramas de aquel arbusto maravilloso, e irle a enseñar al Abad del monasterio para comentar las propiedades de aquella planta. El Abad, cocinó la mezcla, pero el resultado fue una bebida tan amarga que acabó a las brasas.

Al cabo de un momento, empezaron a sentir el aroma del café tostado que hizo pensar al Abad …., el resto de la historia ya es conocida por todo el mundo.

• Beneficios del café

El café, ofrece una amplia variedad de beneficios para la salud mejorando en muchos casos la calidad de vida de aquellas personas que lo consumen, y apreciándose en consecuencia una tendencia a gran escala en aquellos países dónde se consume en mayores cantidades, alguna de las propiedades medicinales del café son las siguientes:

Analgésico: El café favorece la eficacia de los analgésicos, especialmente la de aquellos que actúan contra el dolor de cabeza, es por este motivo, que algunos fabricantes de aspirinas también incluyen una pequeña dosis de cafeína en sus comprimidos. A la vez, puede aliviar el asma a algunas personas.

Antidiabético: El consumo de café, puede reducir el riesgo de diabetes de tipo II hasta la mitad.

Antineoplástico: En hombres, reduce la aparición de cálculos biliares y enfermedades en la vesícula biliar.

En varios estudios, se ha apreciado que los bebedores de alcohol que consumen cuatro o más tazas de café al día reducen a una quinta parte el riesgo de cirrosis, y llegado el caso de desarrollar la enfermedad, el riesgo de muerte se reduce en un 30 por ciento en aquellos pacientes que consumen mucho café. El café puede reducir el riesgo del carcinoma hepatocelular, una variedad de cáncer de hígado.

Cardioprotector: Según un estudio realizado durante 12 años en Finlandia (país que ostenta el récord de consumo de café con un promedio de nueve tazas al día por adulto) por el Instituto Nacional de Salud Pública de Helsinki sobre 14.600 adultos entre 35 y 64 años sin antecedentes de enfermedades cardiovasculares, parece que cuanto mayor sea el consumo de café, mayor sería la tendencia de disminución de la diabetes de tipo II.

El café reduce la incidencia de cardiopatías, aun cuando se desconoce si esto es así sencillamente porque libra a la sangre del exceso de grasa o si es debido a su efecto estimulante.

Las mujeres que consumen café sufren menos episodios de enfermedades cardiovasculares, a la vez que tienen menos probabilidades de sufrir cáncer que la población general. Para las mujeres que bebían 6 o más tazas el beneficio es todavía más destacado.

Laxante/diurético: El café también es un potente estimulante del peristaltismo y en ocasiones se considera que evita el estreñimiento; también es diurético

Proceso de descafeinado

En la actualidad, existen dos procesos para extraer la cafeína del café, el que se utiliza más habitualmente consiste en la aplicación de procesos químicos a los granos, eliminando así la cafeína de una forma rápida al tiempo que económica. La mayor parte del café descafeinado que se comercializa, ha sido procesado por este sistema, los motivos son puramente económicos, pero menos saludables que el descafeinado por saturación de agua.

Mito Espresso, considera que la ecología es muy importante en los procesos productivos, para todo aquello que deba ser destinado al consumo humano, y que el precio no es lo más importante si con la calidad se incluye un incremento de saludable. Por estos motivos, desde un primer momento para la fabricación de las cápsulas de café descafeinado Mito Espresso optó por recurrir al proceso más ecológico y natural, y que por lo tanto ofrece más garantías a sus consumidores. Este proceso, se denomina descafeinado por saturación de agua, y se realiza de la siguiente manera.

La eliminación de la cafeína de las semillas verdes del café, tiene lugar en grandes torres de extracción a 259 atmósferas de presión. En el momento en que el dióxido de carbono supercrítico actúa sobre las semillas humedecidas de los granos verdes de café de una manera muy específica, la cafeína se disuelve sin tener casi efecto sobre el resto de los componentes.

Adicionalmente, el dióxido de carbono se hace recircular sobre carbón activado, y absorbe la cafeína de la superficie.

En un intervalo entre 5 y 8 horas, y a temperaturas moderadas de extracción, se consigue la eliminación de la cafeína en un nivel superior al 99%. En el pasado, una dificultad del sistema era que, tras la saturación, el carbono podía ser regenerado y activado, pero no así la cafeína. Por ello, se ha evolucionado y mejorado el proceso de extracción con dióxido de carbono supercrítico con ciertas variantes:

1) Haciendo el proceso más continuo, retirando a intervalos de 15 minutos los granos de café ya descafeinados situados en el fondo de la torre de extracción que se rellena en su parte superior con igual cuantidad de granos verdes frescos.
2) En lugar de usar carbono activo utilizar agua para sacar la cafeína del dióxido de carbono recirculante.

Con esto, se puede recuperar la cafeína, purificarla y usarla en aplicaciones específicas. Los procesos de extracción con fluidos supercríticos son clasificados por el exigente FDA norteamericana como GRASO («generally regarded as safe»), es decir, saludables y respetuosas con el medio ambiente.

• Café Robusta

El café Robusta (C. canephora) es nativo de los bosques ecuatoriales del África, desde la costa oeste en Uganda y la parte sur del Sudán, de la parte de África occidental, en elevaciones desde el nivel del mar hasta aproximadamente los 1000 metros de altura.

Se trata de un árbol o arbusto liso, con hojas anchas que a veces adquieren una apariencia corrugada o ondulante, oblonga – elíptica, cortas, acuminadas, redondeadas o ampliamente acuñadas en su base, de 15-30 cm de largo y 5-15 cm de ancho; la nervadura media es plana por arriba, prominente por debajo, las nervaduras laterales son de 8-13 pares; el peciolo es fuerte de 8-20 mm de largo; las estípulas interpeciolares son ampliamente triangulares, largas puntiagudas, connatas por su base, semipersistentes. Tiene flores blancas, en dos racimos axilares, sésiles. La corola de 5-7 lóbulos, el tubo sólo un poco más corto que los lóbulos. Los estambres y el pistilo bien salidos. Las bayas ampliamente elipsoides, más o menos de 8-16 mm. La planta es muy variable en su estado silvestre.

El café robusta fue utilizado por los nativos de toda el área de dónde proviene, mucho antes que los europeos llegaran al África Ecuatorial. Los primeros colonizadores, movilizados al interior de esta parte del Continente, encontraron árboles de café en parcelas alrededor de las villas, o en las junglas próximas, que eran cosechados regularmente. Todavía hoy, una parte importante del café robusta producido en África, proviene de pequeñas fincas. La aparición del brote de roya por hemileya, en el 1800 y años posteriores, y varios otros problemas, principalmente la falta de conocimiento de las condiciones apropiadas de suelo y clima, forzaron a los productores del Lejano Oriente a abandonar el cultivo del café arábigo.

Se importaron entonces de «Kouilou» y otras razas, de plantaciones en el área de la Cuenca del Río Congo. Los tipos robusta demostraron estar mucho mejor adaptados para las tierras bajas, cálidas y húmedas de Indonesia, Ceilán, la India y otras regiones donde había fallado la C. Arábiga. Aun cuando pronto se descubrió que la calidad del grano robusta es bastante inferior a las variedades arábigas, con la desventaja adicional de ser extremadamente variable de una planta obtenida por semilla a otra, aún así, el café robusta y sus híbridos con otras especies manifestaron características decididamente favorables:

a) Inmunidad o gran resistencia a la roya por hemileya
b) Baja cantidad de fruta para la proporción de grano sembrado (3-5:1 en comparación de 5-6:1 para el café arábigo)
c) Gran capacidad productora
d) Capacidad para retener la fruta en el árbol durante un cierto tiempo tras su plena madurez.

El café robusta aunque se cultiva en localidades del Lejano Oriente y en aquellas localidades demasiado cálidas para que prospere el café arábigo. Este área y África proporcionan la mayor parte del café robusta producido al mundo.

• Café Arábiga

El café arábigo (Coffea arábiga) es un arbusto de la familia de las rubiáceas nativo de Etiopía; es la principal especie cultivada para la producción de café, obtenida a partir de las semillas tostadas, y la de mayor antigüedad en agricultura, fechándose su uso a finales del primer milenio en la península arábiga. Llega a los 12 metros de altura en estado silvestre, con hojas encontradas, ovales u oblongas de color verde oscuro. Las inflorescencias son axilares. Produce una baya de color rojo brillante, que contiene dos semillas. Los frutos de C. arábiga contienen menos cafeína que otras especies cultivadas comercialmente.

Aun cuando el café es originario de Etiopia, o posiblemente Persia, su cultivo tiene gran importancia económica en África y América. Costa Rica, Brasil, Vietnam y Colombia son los principales productores mundiales de café. Etimológicamente, café procede de la palabra árabe quahwah.

En el mercado mundial de café, destacan los Estados Unidos, seguidos de Alemania, y por número de habitantes, Finlandia es el país que consume más café